Clinica Veterinaria El Quiñon
Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
RSS
Servicio a domicilio
Urgencias 618 892 743

Las espigas… ese gran peligro del buen tiempo

- Blog, Afecciones quirúrgicas, Prevención

Las espigas… ese gran peligro del buen tiempo

Llega el calor, y con él llegan también los paseos largos por el campo, parques o jardines. Sabes bien que a tu perro le encanta volverse loco y corretear como si fuera el primer día que ve la calle… o revolcarse por el suelo por las zonas más sucias que pueda encontrar (cosa que a ti te hace especial ilusión si le acabas de bañar… jejeje)… o simplemente seguir un rastro perdiéndose entre la maleza, como si fuera el rey de la selva persiguiendo la presa de la cena. Y a ti te encanta… te encanta ver cómo se lo pasa tan bien, disfrutar de su alegría y sus juegos, ¿cómo imaginar que algo tan divertido pueda causarle algún daño? No lo imaginas hasta que no pasa, hasta que no te ves en la consulta con la noticia de que “tu perro tiene una espiga, tenemos que sacarla”. ¡¡¡No os alarméis!!! Vamos a explicar por qué son tan peligrosas, y cómo podemos prevenirlas.

Las espigas… ese gran peligro del buen tiempoTodos sabemos qué son las espigas, pero para refrescar memorias, vamos a describirlas. Las espigas son las semillas de algunos cereales, que están envueltas en una vaina dura y alargada, que termina en punta y que además crecen en una sola dirección. Pueden estar en cualquier sitio y suelen verse en épocas de primavera y verano. Así parecen inofensivas, pero es precisamente por su pequeño tamaño y por su forma, por lo que son tan peligrosas para nuestras mascotas.

Y ahora nos preguntareis, ¿pero qué es lo que las hace tan peligrosas? Precisamente su pequeño tamaño y su forma; una vez se clavan, no pueden volver hacia atrás -porque se clavan-, solo pueden seguir avanzando hacia adelante.

Las espigas tienen la capacidad de pegarse a la piel o al pelo de cualquier perro, aunque los perros de pelo largo son los que tienen más peligro. Una vez que se clavan en la piel, avanzan hacia cualquier parte del cuerpo, pudiendo encontrarlas en ingles, axilas, entre los dedos, uñas, o incluso en la vulva o el prepucio. Pero los que habéis pasado ya por una “experiencia espiga”, sabéis que hay que prestar especial atención a las orejas (aún más en razas de oreja caída… se esconden superbién ahí), a los ojos o a la nariz… las encanta llegar ahí!!!

¿Y qué es lo que puede pasar? Las consecuencias de las espigas pueden ser devastadoras. Cuando se retira una espiga en las primeras horas, el daño no va más allá, generalmente, de una leve infección e inflamación. Pero si la espiga se queda en el animal, seguirá avanzando, pudiendo producir otitis purulentas con perforación timpánica, úlceras corneales, infecciones en uñas, dedos o cornetes nasales, e incluso abscesos pulmonares por espigas que han entrado por la axila. Cuando llegamos a este punto, la situación es muchísimo más grave y la vida de nuestro peludo puede incluso peligrar.

Vale, ahora que sabemos a lo que nos enfrentamos, ¿cómo lo prevenimos? Lo ideal sería pasear por zonas de poca población de espigas, pero sabemos que eso es a veces imposible. Por lo que cepillar a nuestro peludo y revisar con las manos toda su piel, retirando las espigas que nos encontremos, es un hábito necesario después de cada paseo!

Aun así, a veces se pueden escapar! Por lo que si ves cómo una espiga entra por algún orificio, o sospechas que tu perro pueda tener una espiga ya clavada en cualquier parte del cuerpo, la visita al veterinario es obligatoria y urgente. Los veterinarios somos los únicos indicados para poner el tratamiento adecuado en función de la gravedad del caso y de la conformación de tu perro. Esperar a que la clínica esté abierta, pensar que ya se le pasará, o incluso aventurarse a intentar sacar la espiga por tu cuenta, únicamente agravará el problema. ¡No lo dudes, estamos aquí para ayudarte a ayudarle!

Esperamos que la lectura os haya sido útil, y sin querer transmitiros miedo, sí que buscamos que estéis informados de todo lo que concierna a vuestras mascotas! En conclusión, las espigas pueden ser el origen de problemas serios. La prevención, es la mejor arma en tus manos.


› Autor:


› Etiquetas:

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Deja un comentario

Por favor asegúrate de introducir la información requerida. Los comentarios serán moderados y se pondrá un no-follow a todos los enlaces introducidos. Por favor no hagas spam, publicidad, ni introduzcas enlaces a otros sitios web.