Clinica Veterinaria El Quiñon
Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
RSS

Hacer ejercicio con tu perro

- Ocio

Nuestro perro, además de una magnífica compañía, puede ser un gran estímulo para el ejercicio físico. Estamos dispuestos a gastar dinero en un gimnasio y sin embargo, existen otras formas de hacer ejercicio, incluso gratis, que nos permiten disfrutar de la compañía de nuestra mascota y de la naturaleza. Además fomentarás la conexión con tu perro, te obligarás a ti mismo a mantener la forma física y contribuirás a que tu mascota esté en forma. Al igual que los humanos, una buena alimentación y ejercicio en su justa medida, le aportarán salud.

Como ves, los beneficios son múltiples. Aunque vas a jugar con él y realizareis actividades juntos, su carácter deportivo tiende a cero, así que tenéis que aprender a hacer ejercicio juntos, y por tanto, deberás dedicarle un tiempo para enseñarle y entrenarle.

Antes de lanzarte y para elegir el ejercicio más adecuado para ti y tu perro, debes valorar los siguientes puntos:

  • Edad: evita correr con un cachorro, aunque entre los 6 meses y 1 año, el perro está preparado para realizar ejercicio. Puedes entrenarlo poco a poco con pequeños paseos. Pero el exceso de ejercicio y grandes carreras, pueden causarle daño en sus articulaciones, huesos y músculos. Consulta con tu veterinario quien puede indicarte cuándo es el momento oportuno.
  • Tamaño: este es un factor muy importante para determinar el tipo de ejercicio que tu mascota puede realizar.
  • Condiciones físicas: es muy importante tener en cuenta los factores fisiológicos de tu perro. Para los perros “chatos” como los bulldogs o carlinos, así como los de patas cortas, es mejor caminar que correr. Los perros propensos a la displasia de cadera, tampoco son candidatos para un ejercicio físico fuerte. Los perros de pelo largo se agobiarán antes. Los perros muy pequeños y muy grandes tendrán problemas de resistencia.
  • El entrenamiento debe ser gradual. Debes recordar que al principio, tu perro intentará alejarse de ti, oler cosas nuevas, tirar demasiado, etc. Ten paciencia. Tiene que aprender.
  • Si decides correr con tu perro, vas a necesitar una correa y un arnés. La idea es que tu perro vaya atado a tu cintura. Olvídate de las correas extensibles. Se trata de que vaya a tu lado, al ritmo que tu marques.
  • Elige muy bien el lugar donde pasear o correr con tu perro. El asfalto puede estar muy caliente y las piedras pueden hacerle daño. Si vas a correr, los parques y las pistas limpias, pueden ser la mejor opción.
  • Evita la franja horaria de calor, ya que tanto tu perro como tú podéis tener problemas. Lo ideal es establecer una rutina de lugares y horarios.
  • No te olvides del agua, por supuesto, para los dos!!!!! Recuerda que tu perro suda por la boca y se deshidrata antes.

¿Te apuntas a correr con tu perro? y tú ¿prefieres caminar?


› Autor:


› Etiquetas:

, , , , , , , , , ,


Deja un comentario

Por favor asegúrate de introducir la información requerida. Los comentarios serán moderados y se pondrá un no-follow a todos los enlaces introducidos. Por favor no hagas spam, publicidad, ni introduzcas enlaces a otros sitios web.