Clinica Veterinaria El Quiñon
Facebook
Twitter
LinkedIn
Google+
RSS

¡Ya están aquí!

Ya están aquí

Con la llegada de la primavera insistimos especialmente en la necesidad de proteger a nuestras mascotas frente a la picadura de mosquitos, garrapatas, pulgas y piojos.

Estos pequeños artrópodos se encuentran en fachadas de edificios y casas, patios, jardines, parques, siempre en zonas habitadas donde pueden encontrar animales de los que alimentarse. Las temperaturas medias y cálidas favorecen su desarrollo, siendo esta época ideal para su reproducción, ¿sabíais que una sola garrapata puede poner entre 4000 y 7000 huevos, que un flebótomo sólo necesita picar una vez a nuestro perro para infestarlo con Leishmania de por vida o que una pulga pone una media de 20 huevos al día repartiéndolos por toda nuestra casa?

Además de ser un problema por las molestas picaduras que causan, provocando reacciones alérgicas y dermatitis, también son los principales transmisores de graves enfermedades infecciosas como filariosis (problemas cardiorrespiratorios), leishmaniosis (patologías cutáneas, renales, hepáticas) bartonelosis (gingivitis, uveítis, fiebre, linfadenomegalia) y ehrlichiosis (depresión, anorexia, hemorragias, anemia, fiebre), entre otras.